9.20.2013

Pedos Mentales.

Relamente sólo escribo esta entrada estúpida como cualquier otra de las de este blog por mera aburrición.
Últimadamente carezco de algo de que quejarme, entristecerme o algún sentimiento que me haga pensar en cierta situación durante el día. Quizá lo más grave es mi persistente dolor, que, taaaaan persistente es, que aprendí a ignorar (con suerte me llevan al doctor un día de estos, un especialista, porque los normales para esto no han atinado).

Este lugar está desértico desde hace años, pero como nunca entro en un momento en que mi mente esté tranquila (como ahora), no me había dado cuenta.
Saben (¿A quién carajos le hablo?) que probablemente sólo escribo esta entrada por darme placer (pues masturbarse ya no es suficiente, y no digo que lo haga); quizá por sólo contarme a mí misma mi vida, porque no suelo contarle a nadie. 

Últimamente había estado pensando (sí, lo sé, es un milagro del señor) que de las cosas tristes que me han pasado (y todas escritas aquí) no suelo hablar nunca, si no hasta que tiempo después las he superado completamente, y sólo lo veo como un suceso lejano, y puedo hablar de ellas con normalidad. Quizá sólo unas tres o cuatro cosas tristes durante el último año han pasado que no he contado aquí y que tampoco sabe nadie. Duda: ¿por qué tengo tanto recelo hablar de ellas? Soy una de esas personas que se avergüenza de esas cosas, que le duele volver a contarlas, y que, odia la lastima que sienten por ella; de todas maneras, nunca encuentran manera de consolarme ni me hacen sentir mejor. 
Las pocas veces que le he contado algo alguien sólo hay abrazos y "estoy para ti", "lo que necesites", "te voy ayudar", claro, gracias, pero, como no le encuentro gran sentido ni me hace sentir mejor, acepto y finjo estar un poco mejor, quizá, sólo para no hacerles sentir mal.

¿Qué ha pasado en tu vida, Cup, en los últimos meses?
No sabría decir, han pasado bastantes cosas, y con ello mis últimas vacaciones largas largas largas (3 meses). Un atropello, un chico que me adora con todo su ser (no diré que yo no lo adoro con todo mi ser) y del que podría decir mil y un cosas, y que siempre me abraza tan... 'tibio'. Sentir como... cuando has pasado un largo tiempo en el frío y por fin entras a un lugar caliente, y sintieras como si se descongelaran todas las partes.

Por otro lado, quizá, mi mayor problema ahora, es la decisión de una carera (¡Mierda, como me mata eso!). No tengo problemas con las matemáticas (Ultimamente soy la reata, cuyo mejor promedio es matemáticas, que en todas sus actividades tiene 100) y me pueden llegar a gustar bastante, pero no he encontrado algo que realmente me llame la atención.
Y después de hacer numerosos test de aptitudes, el último me apunto hacia un área artística, y yo... ¡¿QUÉ?! Quizá sólo por los gustos, o que adoro ir al museo y estar de criticona (no es que sepa algo de arte, pero, como a muchas personas, no soy de las que le gusta pagar $5 -que en realidad no pago, por ser estudiante- para ver pinturas donde agarraron su trasero, lo remojaron en pintura y lo untaron por el lienzo (Una vez vi una donde había vellos púbicos, entre otras cosas... pegadas  a un lienzo)) u otras tonterías me ha colocado ahí.
Estoy en el dilema de elegir dinero o pasión. Igual, me obligarán a ir por dinero...
De todas maneras, no sabría que elegir como una pasión, ni siquiera sé en que soy buena. 
¿Alguien podría decirme? Estoy muy confundida.
Sintiera como si la mayoría de las personas me mintieran y me dijeran que soy buena en algo cuando no lo soy. 


Ok, acabo de recordar que ese es mi más grande problema ahora....
Y si me voy por algo matemático (con lo cual no tengo problema)... no sé a dónde ir.