7.08.2015

Dos

Hay un bruja que me persigue.
No la veo, no está, solo siento la uña de su dedo índice, la enorme uña de su dedo índice clavarse en mi. No me atraviesa. Muele con ella, por fuera, mis órganos.
Mis órganos están llenos de agua, hinchados. Agua que salió de un río, no sé de cuál, aquí no hay río, es una cochina ciudad. "Ciudad".
Me persigue.
Quiero ser bruja.
Y ser luz.
Y volar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario