9.03.2016

Desazón

Ya no tengo más lugares a dónde huir. Nada me hace feliz últimamente, nada.
Es estúpido y deprimente, no poder fantasear si quiera.
Hay noches en las que uno fantasea, con que es muy rico, con que está con alguien, con que está haciendo tal cosa, pero, patéticamente, yo ya no fantaseo con nada. Eso no está bien. Uno debe tener fantasías, sueños, ganas...
¿Dónde quedó eso? ¿Será verdad que solo es crecimiento, la falta de costumbre de trabajar, estudiar, tener responsabilidades y que eventualmente debo encontrar un equilibrio?

Ya tiene tiempo que cada vez las fantasías son menos.
Se fue mi líbido.

Se fue mi símágico.
¿Qué soy yo ahora?
 Mi "Sí mágico" se fue y lo extraño. Tiene año y medio que se fue.

Tengo miedo a buscar ayuda, tengo fastidio, tengo...
No sé, quiero que esto se arregle. Quiero volver a sentir y a estar segura. 
Todo se siente mal, todo se siente insuficiente ultimamente, todo.
Todo lo que me gustaba, desde lo más insignificante hasta lo más complicado, que solía gustarme, se ha quedado vacío.


Me estoy vaciando

Es estúpido, veo que este blog se está quedando solo, solo... 
Todo lo mío se está quedando totalmente solo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario