3.30.2011

Nervios

Apenas han pasado 48 horas de lo sucedido, ayer, no quería saber nada. La escuela parecía no terminar, estaba de muy mal humor, de cierta manera nisiquiera quería llegar a mi casa.
No quería ver la casa del viejo, me da panico verla aún, además de un asco terrible.
Ahora me encuentro mirando la pantalla de mi Laptop, con amargos nervios en la boca, los cuáles están siendo saboreados lentamente.

Hace rato, mientras comia algo de arroz en un bowl, mi madre me comentó:
"El viejo ya sabe que está citado".
Sentí de nuevo ese dolor, o más bien, molestia en mi cabeza.
Debo admitirlo, aún tengo miedo de salir a la calle.
-¿Cómo es posible que tenga miedo de salir a mi privada?, o peor aún, afuera de mi casa"-Me pregunte mientras atrapaba un poco de arroz en con el tenedor.

Tengo miedo. Tengo miedo de lo que me pueda hacer a mi, a mi familia, a las peronas que quiero.
Mi madre no paraba de preguntarme cosas sobre eso, de hecho aún lo hace.
No quiero hablar del tema, solo quisiera olvidarlo, o que jamás hubiera sucedido.

"¿Cómo sabes?"-Le pregunte a mi madre tristemente, fingiendo distracción.
"Hoy en la mañana tu papá le fue a dejar el citatorio a su puerta, cuándo lo vio, el viejo le saludo, pero tu papá le respondio con mala cara. El viejo corto el saludo, tomo el papel del citatorio, lo leyó y se metio a su casa..."

Baje la mirada, sentía que mi vida se complicaba.
"Ahh..."
Le contesté.

No dije más, odio hablar aún sobre el tema.




 
"Dice tu papá que tienes que contarle todo lo que sucedio, para poder confrontarlo, y que los del ministerio público (creo yo) sepan que harán".
Me estaba estresando más con cada palabra.

"También dice que si no quieres contarselo lo puedes escribir y entregarselo, pero tienes que poner cada detalle de lo sucedido"
Sudé frío.
Hay detalles que aún no eh contado.
Detalles que antes de eso sucediera me parecía que yo estaba loca, ahora me doy cuenta de cuáles fueron siempre sus intenciones.
En muchas ocasiones  me había invitado a pasar a su casa.
Algunas de esas mi mamá las sabe.
Jamás (lo cuál agradezco haber hecho) lo había hecho.
Tan solo pensar en eso me asustaba.¿Qué pudo a ver hecho conmigo?. Incluso tal vez no estaría viva.-pensaba

"Y... ¿No puedo ir yo?"
Le pregunté a mi madre.
"No, tu papá está haciendo esto, porque de lo contario tendrías que enfrentar al viejo tu misma"
Me sentí muy debil
Por un minuto pensé en decirle que yo quería ir, pero sabía que sería difícil;
En lo posible no quiero volver a ver ese viejo en mi vida.





El miedo me carcome por dentro lentamente, hay un dolor, una molestia en mi cabeza constante.
¿Qué pasará si no lo encarcelan?
Seguirá viviendo aquí, en la privada.
¿Qué tal si quiere hacerme algo más?
¿O a mi familia?
¿O a Hayde o cualquier otra amiga?

Tengo el apoyo de muchas personas.
Pero el miedo sigue y sigue.


Trato de pensar siempre en lo que Oso me dijo.
Más no puedo evitarlo.
El miedo sigue en mí.






















[Nota a Anónimo:
Gracias por leerme (:
Me agrada que te gusten mis entradas  y gracias por el apoyo]

1 comentario:

  1. Caro, no te preocupes, todo va a salir muy bien, se que no es fácil para ti porque esto es algo que nunca en tu vida te había ocurrido, te apoyo! :D
    No te preocupes, animo, sabes que te quiero mucho! y no te dejes vencer por el miedo, enfrentalo...
    Es lo mejor que debes hacer :D


    Saludos ♥

    (creo que lo que me paso a mi, hace que lo diga tan facíl esto, pero estoy contigo :D
    desde el otro lado de mi monitor n_n

    ResponderEliminar