8.10.2014

Q

Hoy ha sido un día triste. Nadie entiende, ni entenderá cómo me siento, siento que ni yo.
Quiero pensar, y deseo con todo mi corazón, que esta tristeza en la que me sumí tras saber que me encontraba así, es efecto del síndrome premestrual. 

De verdad que intento verlo bien, pero sí me altera. No quiero que me digan que estoy defectuosa, no más defectuosa de lo que ya he salido. Quiero que me digan que fue un error, o es otro efecto del síndrome premestrual.

Con todo esto, sospecho que sí son mis nervios.
Y si sí lo son probablemente es obvio por qué me siento tan así.
Pero espero que no, qué clase de cosa tan patética, estúpida, idiota, mierda... sería yo.

Además, por qué chingados no puedo ser una estúpida persona que crea las cosas?
Dudo de todo lo que me dan, de todo lo que me dicen

He pensando en dejar esas cosas.
¿Sabes qué?¡Ni siquiera puedo comentar esto! Ya me cansé de ti, puto blog, ni aquí puedo expresar lo que en realidad siento, y lo que en realidad me preocupa.
Jódete, estúpido blog.


Por cierto, feliz entrada número 100 publicada. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario