10.05.2014

Días en los que no pienso

En los días que me sumerjo en eso de solo hacer, y pensar menos, me siento más feliz. 




A veces veo a los niños y pienso en lo mucho que les falta por hacer en la escuela, lo mucho que tienen que recorrer y me da flojera. Pero no es tan feo, yo ya llegué aquí, a la universidad. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario